Últimas noticias

Sacyr, Cavosa y Altuna y Uria construirán la estación de Casco Viejo
05/03/2015

Sacyr, Cavosa y Altuna y Uria construirán la estación de Casco Viejo

Euskal Trenbide Sarea ha adjudicado la obra por 8,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 17 meses

Euskal Trenbide Sarea (ETS), ente público dependiente del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, ha adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) compuesta por Sacyr, Cavosa y Altuna y Uria las obras de la futura estación de Casco Viejo de la Línea 3 de Metro por un importe de 8.527.218 euros, IVA excluido. El plazo de ejecución de estos trabajos, a cuya licitación se presentaron 14 ofertas, asciende a 17 meses.

La nueva estación de Casco Viejo se constituirá en el auténtico centro neurálgico de la Línea 3 del Ferrocarril Metropolitano de Bilbao, ya que funcionará como una intermodal con correspondencia con las líneas 1 y 2 de metro, así como el tranvía y la línea del Txorierri de Euskotren, según ha informado ETS.

La Línea 3, que será operada por Euskotren, ofrecerá conexiones ferroviarias cada 7,5 minutos entre Etxebarri y Matiko, y atenderá a una población de más de 70.000 personas, que dispondrán de una estación del ferrocarril metropolitano a menos de 10 minutos de sus domicilios.

Sacyr, Cavosa y Altuna y Uria construirán la estación de Casco Viejo

El trazado tiene una longitud de 5.885 metros y contará con siete estaciones: San Antonio de Etxebarri, Otxarkoaga, Txurdinaga, Zurbaranbarri, Casco Viejo, Uribarri y Matiko. Todas ellas de la misma tipología que las diseñadas por Norman Foster para las líneas 1 y 2 de metro.

La Línea 3 va a dar servicio principalmente a los barrios del norte de Bilbao, pero también va a permitir la llegada al centro de la capital de las personas procedentes de Bermeo, Durango o Eibar, y va a permitir una nueva conexión ferroviaria del Txorierri con el resto de la red métrica a través del nuevo Túnel de Artxanda, también en ejecución.

La construcción de la futura estación de Casco Viejo exige la demolición de la estación actual, aunque mantendrá su esquema funcional. Así, los tres niveles existentes y en los que se divide la estación se conservan.